Consejos antes de comprar una picadora de carne

Una picadora de carne es un utensilio realmente práctico ya que permite a las personas llevar un control sobre la calidad de los productos que va a consumir.

Y es que, cuando se compra directamente la carne molida, se corre el riesgo de que la misma sea de baja calidad, por lo difícil que resulta predecir cuál será el resultado final.

Podría pensarse que son propias de las carnicerías, pero el hecho de que hayan aparecido picadoras domésticas a precios muy asequibles ha disparado las ventas de este pequeño electrodoméstico.

Cómo funciona una picadora de carne

picadoara de carne consejos

Una picadora de carne, tradicional,  es un utensilio de cocina que consta de un eje en espiral que, a medida que se va moviendo a través de una palanca diseñada para tales efectos, empuja la carne hacia una serie de cuchillas que tienen forma de hélice, para que finalmente, salga cortada por los agujeros del aparato, también de metal.

En la actualidad el procedimiento se ha hecho mucho más sencillo, con la llegada de los modelos eléctricos  a los que sólo se les debe poner la carne y dejarla hacer diferentes tipos de  grosor en los cortes.

Comprar una picadora de carne – 7 aspectos a tener en cuenta

A la hora de comprar una picadora de carne hay una serie de aspectos a tomar en cuenta, sobre todo desde la perspectiva de qué se hará con la picadora una vez haya sido comprada, ya sea para uso comercial, en el hogar, esporádico, entre estos aspectos destacan:

1. El precio

Según el precio del producto varía en sus capacidades, todo dependerá del presupuesto que se destine para ello, y por supuesto, de la máquina que se  quiere comprar. Existen picadoras de carne baratas que cuestan 15 euros, o menos, se trata de modelos bastante rudimentarios y básicos, casi siempre manuales, pero bastante cumplidoras en lo básico.

Según aumentan los precios se pueden conseguir modelos de hasta 170 euros, aunque en el rango de los 50 euros se encuentran modelos eléctricos más modestos pero con algunos implementos y varios tipos de cuchilla, lo que la oportunidad de picar otras cosas diferentes a la carne, como verduras, frutos secos, quesos, algunas cuentan con implementos necesarios para haces pastas, galletas, entre otros.

Entre las más costosas se encuentran modelos capaces de picar hasta dos kilos de carne por minuto, diseñadas más hacia el área comercial.

2. Tipos de picadora

Dependiendo de la cantidad de uso que se le vaya a dar se puede escoger entre los dos tipos básicos de picadoras, por un lado están las manuales, que funcionan en su mayoría con manivelas, mientras la persona la va girando impulsa la carne hacia las cuchillas que se encargan de hacer el trabajo.

picadora manivela

Por su parte, están las picadoras eléctricas, pueden llegar a tener varias velocidades e incluso las existen con marcha atrás para evitar cualquier tipo de atasco, son fáciles de usar, pero es más complicado llevar un control sobre la velocidad de picado, porque existen algunas que tienen demasiada potencia y quizá eso no es lo que está buscando el usuario.

Hay algunos modelos con la tecnología “chopdrop”, que consiste en una forma diferente de activar el dispositivo, se trata de agregar las en el envase de la picadora lo que se picará, poner la tapa, que tiene el motor y presionar hacia abajo, esto activa las cuchillas que hacen el trabajo y se detienen inmediatamente cuando se deja de ejercer presión.

Esto es realmente útil cuando se quieren hacer cortes bastante específicos o debe tenerse especial cuidado porque se trata de alimentos delicados o carnes muy grasosas que pudieran obstruir una picadora tradicional.

3. Las cuchillas

Dependiendo del tipo de cuchilla también puede variar el picado de la carne, según de qué estén hechas, por ejemplo, el acero inoxidable, puede variar también el tiempo de vida útil que están tengan, suelen venir en forma de cruz.

4. La entrada de la carne

La mayoría de las picadoras de carne tienen un agujero para introducir la carne.

Dependiendo del tamaño de la picadora la boca para introducir la carne puede ser más grande, o pequeña, a veces se trata de un tubo alargado por el que se va introduciendo lo que se va a picar, porque a través de este método se garantiza que a las cuchillas llegará exclusivamente la cantidad que puede picar, de manera que no se sobrecargue, sobre todo si es eléctrica, ya que se recalientan y se pueden dañar.

5. Los discos

En el orificio de salida de la carne picada se encuentra instalado un disco que determinará el tamaño del corte, muchos modelos vienen con varios discos, que varían en sus dimensiones, de manera que la persona pueda escoger varios tipos de corte sin demasiadas complicaciones.

En este caso es realmente importante saberlos instalar y asegurarse de que quede bastante bien ajustado, porque esto es fundamental para que el proceso transcurra con normalidad y seguridad.

6. La bandeja

Dependiendo del tipo de carne que se vaya a picar a veces se hace necesaria una bandeja, la mayoría de los modelos diseñados para soportar varios kilos de carne cuentan con una bandeja en la que se puede poner la carne y después, poco a poco, ir arrastrándola hasta el agujero de la entrada, de forma que el proceso se haga cada vez más sencillo.

7. La limpieza

Para mantener funcional la máquina es importante que se encuentre en excelentes condiciones de limpieza, y tomando en cuenta el hecho de que se trata de alimentos y de que, en los restos de carne se pueden cultivar bacterias, resulta fundamental mantenerla en un estado óptimo.

Hay que fijarse bastante bien en la descripción del producto, existen modelos de picadoras de carne que son totalmente desmontables, algunas incluso son aptas para el lavavajillas, todo dependerá del modelo a usar.

También las hay más complicadas, sin embargo, en estos casos, cuando sea necesario comprarla porque, por ejemplo, es la que tiene mayor capacidad, conviene revisar los comentarios y el manual del usuario en el que se explica cuál es la forma correcta de limpiar la picadora.

Sabiendo esto te recomendamos leer nuestros artículos

Los beneficios de una picadora de carne

Tener una picadora de carne en casa trae consigo una serie de beneficios directos para el consumidor, quién además de tener un control sobre qué tiene exactamente la carne que se va a comer, puede también descartar la presencia excesiva de grasas, tiene la posibilidad de hacer mezclas entre varios tipos de carne, o de carne con alguna otra cosa y hacer, por ejemplo, hamburguesas.

Y, por supuesto, una persona que tiene una picadora de carne tendrá también la seguridad de saber que el producto que va a consumir es realmente fresco, cuesta mucho identificar la frescura en una carne molida.

Las moledoras de carne son fáciles de usar, en la actualidad son bastante seguras en lo que respecta al diseño de las mismas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR